BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Proteger para seguir siendo nosotros mismos


Interior de vivienda particular en Dos Torres [Fotos: Segunda Mano].

Hace unas semanas el Ayuntamiento de Dos Torres llevó a cabo la aprobación inicial de la Innovación por Modificación del Plan General de Ordenación Urbana de Dos Torres, la cual ya había sido aprobada en marzo de 2015 y remitida a la Junta de Andalucía, donde desde entonces permanecía paralizada. Al parecer, el nuevo gobierno de Andalucía ha manifestado su voluntad de agilizar los trámites necesarios para resolver un problema que afecta, básicamente, al catálogo de viviendas protegidas en el casco urbano de la localidad desde su declaración como Bien de Interés Turístico. Según ha escrito Manuel Torres, alcalde de Dos Torres, en sus redes sociales, se trata de "un catálogo de viviendas realizado en su día sin sentido y sin sentir" al equiparar "viviendas con gran valor arquitectónico con otras que no lo tienen, lo cual está llevando a que cada vez existan más casas abandonadas y derruidas".

Ya en 2011 escribí en Solienses sobre este asunto, recordando "el conflicto de intereses que supone siempre conjugar la protección y conservación de los monumentos históricos y su entorno con las legítimas aspiraciones de los vecinos por mejorar las condiciones de habitabilidad de sus propiedades y cómo debía fomentarse la concienciación por parte de los propietarios de que el valor de sus inmuebles, a pesar de que en ellos estén vetadas algunas actuaciones, se incrementa precisamente por su ubicación en un entorno protegido, respetuoso con la historia y las tradiciones de la localidad. Poseer una vivienda en un casco declarado BIC comporta unos inconvenientes que pueden verse compensados precisamente por los valores intangibles que tal declaración supone. Lo que no resulta posible, como en ningún otro ámbito de la vida, es disfrutar de los beneficios sin sufrir los perjuicios". También señalaba yo que no puede alegarse como defecto de protección "la escasa relevancia patrimonial de muchas de las viviendas incluidas en el perímetro protegido, sin tener en cuenta que un conjunto histórico está formado, precisamente, por la suma de esas individualidades. Si entre dos casas solariegas blasonadas existe una vivienda convencional cuya transformación se permite fuera de ordenación, esa intervención actuará también desvirtuando la esencia de las linderas, al sacarlas bruscamente de su contexto ambiental".

En fin, no cabe duda de que el resultado de este proceso de ordenación urbana ahora nuevamente iniciado afectará a la declaración del casco histórico de Dos Torres como BIC, aunque los resultados no los veremos hasta dentro de unos años, quizás cuando sea ya demasiado tarde. No cabe duda de que la catalogación como BIC ha contribuido muy positivamente al mantenimiento del caserío tradicional en Dos Torres y que casas abandonadas y derruidas hay muchas en todos los pueblos de Los Pedroches, sin que tal situación pueda ser achacable esas medidas tan estrictas de protección, porque el motivo para el abandono de las viviendas no es su excesiva protección, sino otra cosa, y todos sabemos qué.

Me he acordado de todo esto al ver en Segunda Mano que se encuentra a la venta una casa solariega muy singular de Dos Torres. "Ideal para casa rural", dice el anuncio. Recuerdo que tuve oportunidad de visitar esta vivienda hace ya unos diez años, cuando todavía estaba habitada, y me causó una honda impresión al revelarme los extraordinarios interiores que se ocultan tras las habitualmente anodinas fachadas de muchas de las casas de nuestros pueblos. No sabemos qué suerte correrá esta vivienda de aquí a unos años, pero parece obvio que si se le resta protección al conjunto urbano de la localidad la supervivencia de ejemplares como este quedará menos garantizada. En la forma externa de nuestros pueblos, en su arquitectura, reside también parte de nuestra identidad y si la cambiamos no podremos seguir siendo los mismos.


Fachada de la vivienda en venta.


Interior de la vivienda.

13 comentarios :

Anónimo | jueves, agosto 22, 2019 12:49:00 p. m.

Pués no dejes de escapar está oportunidad .....

Anónimo | jueves, agosto 22, 2019 1:26:00 p. m.

Pués ya sabe, ánimo y al toro . Mi más sincero agradecimiento a los que predican con el ejemplo.

Anónimo | jueves, agosto 22, 2019 4:03:00 p. m.

Pues escribe pues sin tilde, por favor, que es monosílabo.

Anónimo | jueves, agosto 22, 2019 6:43:00 p. m.

Es muy "agradable" que tengas una casa y que no puedas hacerla a tu gusto porque no te lo permitan y que te echen a bajo uno, dos , tres proyectos con sus respectivos gastos.. Por el bien de interés turístico. Al final te quedas con una casa hundida porque no te dejan ni tocarla. Todo muy lógico.

Anónimo | viernes, agosto 23, 2019 12:30:00 a. m.

Poner las tildes donde corresponde,es decisivo para poder solucionar el problema que se expone en el artículo.

Anónimo | viernes, agosto 23, 2019 12:01:00 p. m.

Poner la coma donde corresponde (jamás se separa el sujeto del verbo con coma) es decisivo para saber expresarse bien.

Anónimo | viernes, agosto 23, 2019 1:18:00 p. m.

Nunca es mal momento para aprender,ni para dar clases y consejos que nadie ha pedido ¡Maestro!

Anónimo | viernes, agosto 23, 2019 1:42:00 p. m.

Vamos a centrarnos que esto trata de urvanismo y no de faltas dortografia. Que tampoco ay que ser tan correcto con lo que sescribe pa entendernos.

Anónimo | viernes, agosto 23, 2019 2:22:00 p. m.

Para escribir bien querrá usted decir.

Anónimo | viernes, agosto 23, 2019 8:05:00 p. m.

Uno se expresa bien oralmente y por escrito.

Anónimo | viernes, agosto 23, 2019 8:07:00 p. m.

Claro, así nos luce el pelo.

Anónimo | sábado, agosto 24, 2019 3:55:00 a. m.

Y por gestos los sordomudos. Todo muy relacionado con el problema expuesto. Debería usted cobrar por sus enseñanzas lingüísticas ( pero a quién se las pida)

Anónimo | martes, septiembre 03, 2019 6:08:00 p. m.

Si algunos pusieran piedras con el mismo arte que escriben , la mitad de las entradas en éste blog no existirían.

Publicar un comentario