BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Mentiras, interpretaciones y beneficios

El alcalde de Pozoblanco lanza un mensaje de tranquilidad sobre el Hospital comarcal y, tras reunirse con responsables del Servicio Andaluz de Salud y con los sindicatos, declara: "no tiene riesgo de cierre y eso debe de quedar muy claro frente a las últimas publicaciones que han provocado incertidumbre y preocupación en la población". Queda claro, entonces, que quien mentía aquí era el Sindicato Médico Andaluz, él sabrá por qué o con qué intereses. El episodio, quizás, debería servir también para que en el futuro los medios de comunicación no se lanzaran a publicar las notas de prensa interesadas de este sindicato (ni de ningún otro, ni de partidos políticos ni de individualidades) sin someterlas previamente al juicio básico del contraste informativo.

La cuestión de si la Diputación puede acceder a los fondos EDUSI, en cambio, continúa en tangle, como dicen en mi pueblo. Bartolomé Madrid, alcalde de Añora, me hace ver que Diputaciones de otras provincias han presentado proyectos a la convocatoria y les han sido otorgados los fondos correspondientes: la Diputación de Málaga y la de Cáceres, por ejemplo, consiguieron diez millones de euros, la de Albacete tres millones y otras, como las de Orense y Badajoz, se presentaron a la convocatoria, aunque no obtuvieron puntuación suficiente, pero al menos lo intentaron. Incluso Mancomunidades como la de Don Benito-Villanueva de la Serena obtienen nueve millones de euros. Quizás si la Diputación de Córdoba hubiera presentado proyectos para municipios menores conjuntamente con municipios mayores de 20.000 habitantes para hacer luego una redistribución de recursos en la provincia, todos hubiéramos salido beneficiados.

Según he podido entender de la documentación enviada por Bartolomé, las actuaciones de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI), que pretende la transición hacia una economía baja en el uso del carbono, iba dirigida específicamente para grandes ciudades a nivel europeo, aunque la negociación del gobierno español con la Comisión Europea consiguió que se rebajara el umbral de los municipios potencialmente receptores de estas ayudas hasta los 20.000 habitantes (mientras que en otros países de tamaño similar al español se mantuvo en los 300.000) y, además, forzando la interpretación del reglamento, se abrió la posibilidad de acceso por parte de agrupaciones de municipios más pequeños mediante una gestión confiada expresamente a las Diputaciones, bajo determinadas condiciones (que, según los socialistas, no se cumplían en nuestra comarca). La gestión del gobierno central, por tanto, habría acercado la posibilidad de financiación a los municipios más pequeños, alega el PP, mientras que el PSOE pone de relieve la dificultad real de acceso a dichos fondos por parte de nuestros pueblos. Son dos formas diferentes de observar una misma realidad.

En cualquier caso, conviene señalar que la EDUSI no agota la posibilidad de los municipios pequeños de recibir financiación para actuaciones urbanas procedente de los fondos FEDER. El Programa Operativo de Crecimiento Sostenible (POCS) prevé una línea de ayuda dirigida específicamente a municipios menores de 20.000 habitantes, dotada con 500 millones de euros, destinada a financiar actuaciones de eficiencia en alumbrado, rehabilitación energética de edificios y energías renovables, transporte urbano sostenible, etc. La Mancomunidad sabía todo esto y el alcalde de Añora lamenta que la nota de prensa emitida diera a entender que los municipios pequeños no tienen posibilidad de acceder a los fondos FEDER, cuando el Ayuntamiento de Añora, por ejemplo, solo o conjuntamente con otras administraciones, ha presentados más de 500.000 € en proyectos.

Reconozco que el tema es algo farragoso y difícil de sintetizar en pocas líneas, pero para eso están los técnicos, para interpretarlo, y los políticos, para gestionarlo, sin que deban marearnos a los ciudadanos con informaciones parciales o interesadas.

En el fondo de todo, pienso que subyace el problema sin resolver de la naturaleza misma de la Mancomunidad. Se trata de una entidad que no ha acabado de encontrar su nivel exacto de representación y que sigue cuestionada en su funcionamiento interno por el Partido Popular comarcal (o, al menos, por parte de él). Bartolomé Madrid señala a Juan Díaz por no respetar su compromiso de no realizar declaraciones a la prensa, como presidente de Mancomunidad, sin que estuviesen consensuadas por el pleno de la misma (lo cual, sinceramente, veo poco operativo en un sistema representativo y no asambleario). El conflicto de los fondos EDUSI lo interpreto como la importación a nivel local de un problema estatal, e incluso europeo, pero resulta que aquí, entre nosotros, ya tenemos suficientes preocupaciones como para forzar otras nuevas. Lo que no ofrece ninguna duda es que la unidad política en torno a la Mancomunidad, si es que pudiera conseguirse, beneficiaría más a Los Pedroches que estos enfrentamientos, no exentos de teatralidad, que consiguen sofocarnos a todos sin que obtengamos de ellos ningún beneficio real.

0 comentarios :

Publicar un comentario