Lo más leído en los últimos días

BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

"Una herida abierta que como sociedad podemos curar"

María José Llergo, ayer tras recibir el Goya [Foto: RTVE].

Eran en torno a las 23:10 de la noche del sábado cuando Mina El Hammani leyó el nombre de María José Llergo (Pozoblanco, 1994) como ganadora del Goya a la Mejor Canción Original por su creación "Te espera el mar" en la película Mediterráneo. Una Llergo envuelta en la espuma de mar de un espectacular vestido azul subió al escenario del Palau de Les Arts de Valencia, donde se celebraba la ceremonia, y allí dio rienda suelta a su habitual espontaneidad. "Hola, Penélope", le lanzó con admiración a la candidata al Óscar, que le devolvió un beso al aire mientras María José se tapaba la cara como la ñiña inocente que ha cometido una travesura. La secuencia, secuela de una estampa similar entre Olivia Colman y Lady Gaga, se convirtió pronto en icono pop que recorrió las redes sociales, cargada de significados inmediatamente adheridos y probablemente ajenos a la primera intención. "No sabéis cuánto tiempo María José pequeñita luchó y soñó por estar en un sitio como este hoy", continuó. Mostró agradecimientos a su mánager Laura Llamas ("me viste cuando nadie me veía, creiste en mi luz cuando ni yo misma lo hacía") y a sus padres ("que creyeron en una niña muy pequeña con sueños muy grandes"). Luego, ahondando en esta puesta en escena cañí, declararía a RTVE que el Goya se lo llevaría para Pozoblanco, su pueblo: "Lo voy a poner en la casa de mis abuelos, rodeado de santos y fotos de familia". Pero después la Llergo salió de los tópicos y se recompuso en un discurso que resultó naif en las formas y conmovedor en el fondo. 


Reconoció el privilegio de haber podido "componer y escribir sobre esta herida que todos tenemos abierta y que como sociedad podemos curar, podemos evitar que el Mediterráneo siga siendo día a día una fosa común", para terminar dedicando el Goya al fundador y presidente de la ONG Open Arms, Òscar Camps. La película Mediterráneo, dirigida por Marcel Barrena, gira en torno a la realidad sobrecogedora de miles de personas que arriesgan sus vidas cada día cruzando el mar en precarias embarcaciones y huyendo de conflictos armados, sin que nadie ejerza labores de rescate. El film, a partir de la experiencia vivida por unos socorristas en la isla griega de Lesbos, cuenta la génesis de la ONG Open Arms y el nacimiento del compromiso ético de sus protagonistas. La canción de María José Llergo no es una balada amorosa de sueños marineros, sino un grito desgarrado de dolor ("Llora y llora y llora el mar"), una puñalada en la conciencia acomodada de una sociedad como la nuestra que, sabiendo, mira para otro lado ("Mientras siente cruzar/ A sus hijos").


Tras el momento cumbre del sueño cumplido por María José Llergo y su realización artística, la felicitación a la compositora y cantante debe llevar aparejado un instante de reflexión sobre el mensaje de la propia canción. Un mensaje que es político y comprometido ("Yo creo en la ley de los mares/ Donde nadie es ilegal"), que obliga a comportamientos en una determinada dirección ("Poderte agarrar de la mano/ Que puedas seguir tu camino"). Desde que María José recibió el Goya hemos leído muchas felicitaciones, de personas anónimas unas y de cargos principales otras, pero no estoy seguro de que tras ellas exista una comprensión cabal del recado que nos envía la compositora. Porque, sin desmerecer el inmenso logro personal de la autora, el reconocimiento a su composición implica un compromiso moral más universal y urgente que no debería ocultarse entre la habitual parafernalia hueca que la mayoría de las veces ni siquiera suena sincera.


3 comments :

Anónimo | domingo, febrero 13, 2022 11:57:00 p. m.

Llergo, vio y vencio. ENHORABUENA A LA ARTISTA POZOALBENSE!!!!

Anónimo | lunes, febrero 14, 2022 11:39:00 a. m.

Desde la primera vez que la oí supe que esta mujer llegaría lejos. Su estilo y su voz son muy personales. No sé si es que la están aconsejando muy bien, aprovechando sus cualidades innatas, o es que la canción brota de ella de una forma natural y nos llega con unos ecos antiguos, como procedentes de un lugar muy lejano que nos llena de nostalgia y a la vez de dolor. Ese grito suyo es milenario. Enhorabuena.

Anónimo | lunes, febrero 14, 2022 7:18:00 p. m.

Preciosa la canción, la voz y esa niña llena de espontaneidad y cariño hacia los suyos!

Publicar un comentario