BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

La Torre del Homenaje será el atractivo principal del Castillo de Belalcázar tras la restauración



Dentro del proyecto de "Consolidación y puesta en valor del recinto amurallado y castillo de Belalcázar", del que dimos cuenta hace unos días, una de las actuaciones previstas más importantes será aquella que pretende poner en valor (turístico) la imponente torre del homenaje, que constituye sin duda el elemento arquitectónico más relevante y representativo de toda la fortaleza. De hecho, las futuras visitas al castillo girarán, por lo que puede extraerse de la lectura del proyecto, en torno a esta torre, puesto que el resto del conjunto, dada su naturaleza y estado de conservación, parece no permitir el establecimiento de un itinerario accesible. Así pues, el planteamiento inicial parece consistir en habilitar un recorrido mediante rampas a base de plataformas metálicas por el patio de armas para acceder desde ahí a la torre del homenaje, cuya visita interior hasta la cima a través de una escalera de caracol constituirá, sin duda, el atractivo principal de la ruta.


Torre del Homenaje del Castillo de Belalcázar [Fotos: Solienses].

La Torre del Homenaje del castillo de Belalcázar se sitúa en el centro del lienzo oriental de la fortaleza y tiene una altura de 47 metros, lo que la convierte probablemente en la más alta de España. Está construida toda ella de cantería de granito, con potentes muros de unos 16,5 metros de lado y hasta 4,20 metros de grosor. De planta cuadrada, evoluciona en su tercio superior a formas redondeadas a partir de la transición de espolones tronco piramidales y redondeo de las esquinas, así como por escalonamiento y juego de volúmenes de ocho garitones cilíndricos decorados bellísimamente con pináculos góticos invertidos, arquillos geminados, motivos flamígeros e interesantes escudos de los Sotomayor. Las estancias de los cuatro primeros niveles son cuadradas de 8x8 metros, contando con dos estrechas aspilleras como únicas aberturas al exterior, que iluminan los tramos de escalera de caracol labradas en el grosor del muro oriental.

Según hipótesis de Alberto León, la Torre responde a dos momentos constructivos sucesivos con una distancia en el tiempo mínima, realizados sin solución de continuidad, pero con diseños, planteamientos técnicos, funcionales y estilísticos muy diferentes. Al primer momento constructivo, que se corresponde con la construcción del resto del castillo (mediados del siglo XV), se le asignan los tres pisos inferiores y el aljibe, mientras que a la segunda fase de la Torre hay que asignarle el cuerpo de remate superior en el que se desarrollan dos plantas más. Cronológicamente este segundo cuerpo responde a una fase de reformas que se pueden datar en la década de 1470. El punto de inflexión entre las dos fases y, por tanto, entre sus dos cuerpos, se sitúa aproximadamente a dos tercios de su altura total, marcado por una estilizada cadena de eslabones labrados en los sillares de granito, que han sido puestos en relación con el emblema de Dª Elvira de Zúñiga, viuda de Don Alfonso, hijo de Don Gutierre de Sotomayor. Con esta obra se modifica el esquema defensivo inicial de dicha torre, con la intención de mejorar sus condiciones de habitabilidad, con la apertura de un acceso en su planta inferior y la construcción de ventanales de mayor luz. La Torre cuenta con un profundo aljibe excavado en el terreno, con planta rectangular de 6,72 x 5,49 metros y una profundidad de 9,45 metros, lo cual supondría una capacidad de unos 400 m3. Presenta paredes forradas de ladrillo, trabadas con mortero, y con cubierta de bóveda de cañón de ladrillo.


Castillo y recinto amurallado.

Para el conjunto del interior de la Torre, el redactor del proyecto no ha apreciado patologías importantes, salvo la pérdida de elementos estructurales horizontales en cada piso, forjados de madera y pavimentaciones, así como una particular fisuración vertical del muro oriental en el apoyo del nivel tres. El estado de deterioro generalizado de exterior viene derivado fundamentalmente por el intemperismo (climatología, exposición), manifestándose en la erosión del granito, tanto en los sillares (redondeo y pérdida de relieve) como en los elementos ornamentales, donde, según sea la cara expuesta, mayor es la pérdida y erosión del elemento.

El terrado o cubierta de la Torre posee una superficie ligeramente inclinada a cuatro vertientes, pavimentada con losas de cerámica vidriada, actualmente en muy mal estado, tanto por la vegetación existente como a los ciclos de hielo y deshielo. Ello provoca importantes humedades en la bóveda inferior, una bóveda central nervada decorada con las armas de los Sotomayor. Han desaparecido todos los elementos de remate, tanto almenados como cresterías, quedando algunos restos del matacán en la esquina sur que pueden dar una idea de sus características arquitectónicas originales. La salida a cubierta se encuentra en muy mal estado, abierta por rotura de cupulín y con piezas de otros lugares.


Detalle del cuerpo superior de la Torre del Homenaje.

Las actuaciones previstas en la Torre consisten en la reposición del mortero de cal y enripiado de lajas de pizarra de juntas en segundo cuerpo, la consolidación de elementos arquitectónicos deteriorados y o fracturados, la restauración del acceso de cubierta y la restauración de la pavimentación del terrado al objeto de dotar una protección global frente a la intemperie. Asimismo se procederá al cosido de la grietas verticales en paramento interior este mediante restauración de fábrica de sillares. Por último, y a fin de permitir la visita a la Torre, se recuperará el acceso desde el patio de armas hasta el terrado mediante la restauración puntual de los niveles, con ejecución de pasos provisionales en cada uno de los pisos de la torre y conexión mediante escaleras de caracol en cada nivel. En cuanto a la cubierta, se prevé la ejecución de solera de hormigón (que sirva de protección a la bóveda estructural), conservando la pavimentación existente formada por losas cerámicas vidriadas.


***

Tanto la descripción de la torre como las actuaciones de restauración previstas las he tomado (y extractado) del Proyecto "Consolidación y puesta en valor del recinto amurallado y castillo de Belalcázar", redactado por el arquitecto Pedro Peña Amaro, quien, a su vez, para los aspectos históricos y artísticos, se basa en los trabajos historiográficos desarrollados por Alberto León Muñoz y María Illescas Ortiz.


Sección de la Torre del Homenaje del Castillo de Belalcázar [Documentos del Proyecto].


Actuaciones previstas en las diferentes plantas de la Torre[Documentos del Proyecto].

7 comentarios :

Anónimo | domingo, junio 04, 2017 12:15:00 p. m.

Buena ocasión para poner en valor también a los artesanos de la zona, en este punto de la restauración a los canteros

Anónimo | lunes, junio 05, 2017 10:45:00 a. m.

Que gana tengo de subirme a todo lo alto de la torre y disfrutar de las vistas. Espero que pongan ascensor que uno ya no está para muchas escaladas. ¿lo pondrán?

Anónimo | martes, junio 06, 2017 4:53:00 p. m.

Mirando los documentos que salen en solienses anónimo del 4 de junio ve preparando piernas que de ascensor nada de nada.

Anónimo | miércoles, junio 07, 2017 8:59:00 a. m.

Buenos días. Es un acierto que la torre del Homenaje del castillo ( que es la más alta de España, no probablemente la mas alta, como se dice en el texto de la noticia, y eso no lo afirmo yo, lo tomo de la obra de Alberto León, donde quien lo afirma es un señor llamado D.Luis de Mora Figueroa, máximo experto en castellología en España, y si el lo dice, hay que tenerlo en cuenta), como digo, es gran acierto dedicar buena parte de la atención y medios del proyecto a la torre del homenaje, tanto por su altura como por su volumen y la profusión de detalles artísticos externos e internos que atesora. Creo entender que el redactor del proyecto, el arquitecto-tecnico D. Pedro Peña, y su equipo de colaboradores habrán contemplado todas las posibilidades de accesibilidad de las personas a dicha torre una vez se hayan cometido todos los trabajos para su recuperación. El plan de accesibilidad de un monumento debe adaptarse al monumento en si y sus características, debe tener en cuenta la variedad de personas que pueden acceder a él y en función de estas variables trazar las soluciones para que no solo dicha torre, sino el conjunto del castillo en sí sea lo más accesible a todos en la medida de sus posibilidades.

Anónimo | jueves, junio 08, 2017 6:51:00 p. m.

El problema es el ascensor....hay gente para todo contar de polemizar.

Anónimo | viernes, junio 09, 2017 8:54:00 a. m.

Me parece muy interesante la consolidación de la muralla, realmente es un elemento de importancia y que siempre hemos tenido olvidada, como ajena al castillo y sin realmente valorarla, salvo las dos torres más visibles. Por otro lado habrá gente que se sienta defraudada pensando que la restauración iba a consistir en una reconstrucción, cosa que el propio estado del recinto impide. Que ganas tengo de volver a subir por esas escaleras, lo que no sé si será visitable la azotea de la torre, no se si el proyecto lo contempla, no parece que haya elementos de protección para la visita de la misma.

Anónimo | viernes, junio 09, 2017 12:28:00 p. m.

El ascensor no es ningún problema, se ponga o no se ponga. El problema es que los espacios habilitados como públicos sean accesibles a todas las personas. El solo cuestión de que aquellas personas que tengan la movilidad reducida no le sean mermados sus derechos. La Junta de Andalucía es muy sensible a esta cuestión y seguro que tiene el problema resuelto con o sin ascensor. No creemos polémica antes de saber si la hay o no.

Publicar un comentario