BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Los calvarios de Los Pedroches


Calvario de Villanueva del Duque [Foto: Solienses].

En la religiosidad popular, suele llamarse calvario a un lugar situado en las afueras de la población en el que solían instalarse tres cruces de piedra que representaban las del Gólgota, donde fue crucificado Jesús. Con frecuencia, el calvario acostumbraba a constituir una de las estaciones finales del via crucis, que señalaba con cruces de granito cada una de las catorce estaciones de este rito cristiano, en recuerdo del recorrido que hizo Jesús desde su prendimiento hasta su sepultura. No era extraño que algunos de estos calvarios terminaran convirtiéndose en humilladeros, pequeñas ermitas extramuros con las que todavía es frecuente toparse en Castilla. En Los Pedroches, aunque ya desaparecido, tenemos noticias del Calvario de Torrecampo y todavía se mantiene el via crucis que conduce a la ermita del Cristo de las Injurias en Hinojosa del Duque.


Via crucis del Cristo de las Injurias en Hinojosa del Duque, en una imagen antigua.

Sin embargo, persiste en Los Pedroches otra acepción para el término "calvario" de la que no he encontrado paralelos en otros lugares. Se llama así a una construcción cúbica, levantada con paredes generalmente de piedra de granito, que conforma un gran macetón en cuyo interior crece un olivo centenario. Igual que los calvarios tradicionales y humilladeros, se ubica en las afueras de la población y también suele estar asociado a una funcionalidad religiosa: en Fuente La Lancha, allí se detiene la Virgen de Guía en su traslado a Hinojosa del Duque; el de Villanueva del Duque se encuentra en la explanada que se abre frente a la ermita de la patrona; en El Guijo tiene una monumental cruz de término a su lado; en Alcaracejos, según Sebastián Muriel, pudo ser la estación final de un via crucis; hasta el de Belalcázar (reconstruido recientemente al haber sido destruido durante la guerra) procesiona la cofradía de Jesús Nazareno en la madrugada del Viernes Santo; el de El Viso, en fin, está adosado a la parte trasera de la pequeña ermita del Cristo de las Eras. El olivo, relacionado con la pasión de Cristo (Getsemaní), justificaría el nombre y el hecho de que en ocasiones esté vinculado a cruces en sus proximidades (aunque no sabemos si estas cruces estaban en su origen o fueron añadidas para cristianizar el lugar).


Detalle de una de las cruces sobre basa de columna en el calvario de Villanueva del Duque [Foto: Solienses].

De todos los calvarios que se conservan, quizás sea el de Villanueva del Duque el que ofrezca un mayor interés monumental, al conservar cinco pequeñas cruces de forja sostenidas en lo que parecen ser basas y un capitel de antiguas columnas, no sabemos si procedentes de algún edificio histórico preexistente en el lugar (recordemos que en los alrededores de la ermita de la Virgen de Guía, junto a la cual se encuentra el calvario, se han hallado restos romanos y Antonio Monterroso ha sugerido la posibilidad de que hubiera allí un santuario de esa época).

No conocemos con exactitud la antigüedad de estas construcciones ni su funcionalidad concreta. Seduce pensar en reminiscencias de antiguos cultos paganos de adoración al árbol (estando el olivo tan ligado a la cultura mediterránea), pero poco podemos aventurar sin tener un mínimo conocimiento esencial de su devenir histórico. Quede de momento aquí constancia de esta singularidad patrimonial de Los Pedroches y sirva de reclamo para su protección y mantenimiento como seña de identidad distintiva de nuestra comarca.


Calvario de El Viso, adosado a la ermita del Cristo de las Eras [Foto: Solienses].


Calvario de El Guijo [Foto: CIET Los Pedroches].


Calvario de Fuente La Lancha [Foto: J.F. de la Fuente].


Calvario de Alcaracejos [Foto: S. Muriel]


Calvario (reconstruido) de Belalcázar [Foto: Web Belalcázar].

4 comentarios :

Anónimo | jueves, noviembre 21, 2019 12:16:00 a. m.

Gran artículo cultural. Felicidades.
No obstante no he entendido muy bien lo de que el olivo justifique el nombre (calvario) por la pasión en Getsemaní (huerto de los olivos) pero no sepamos si las cruces (que a veces están en las proximidades) se pusieron despues para cristianizar el lugar.
Es decir,si se pusieron después sería para "reforzar" la simbologia ya que el lugar en cuestión estaba ya cristianizado previamente con el simbolo (olivo/Getsemani) creo... Gracias.

Juan Gutiérrez | jueves, noviembre 21, 2019 9:07:00 a. m.

En Conquista también hubo un Calvario situado en extramuros del pueblo enclavado en un ejido de 3 fanegas de superficie, de aprovechamiento común al pertenecer al común de vecinos. Aunque suponemos dónde se encontraba, todavía no hemos encontrado documentos que lo atestigüen y la tradición oral no lo sabe.

AntonioM | jueves, noviembre 21, 2019 12:30:00 p. m.

La ermita de Villanueva está en un antiguo cruce de caminos romanos. Los romanos santificaban los tránsitos, los términos, los cambios de paisaje. Esos materiales sin duda deben venir de un santuario romano cercano, guía de caminos en la Antigüedad.
Muchas gracias por la cita.

Sbtn Sbtn | miércoles, noviembre 27, 2019 1:23:00 p. m.

Enhorabuena por traer aqui estos singulares "monumentos" de Los Pedroches.Esperemos que estas fotos y este texto ayuden a su conservación y mantenimiento.

Publicar un comentario