BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Críticas de cine (2)

Rodar en tiempos revueltos
Manuel J. Lombardo
Diario de Sevilla, 26/11/08

Ajeno a toda evolución del lenguaje cinematográfico a partir de la mitad del siglo XX, Giménez-Rico prosigue en su empeño de ser más clásico que los clásicos, con permiso de su colega Garci, para devolvernos de cuando en cuando la memoria histórica de aquella España negra de la Guerra Civil y alrededores (Jarrapellejos, Las ratas, Hotel Danubio).

Con la novela del cordobés López Andrada como esquemático y (auto)rebajado sustento argumental y maniqueo paisaje (Valle de los Pedroches) de fondo, El libro de las aguas aspira a recuperar el tremendismo rural y el recurrente tema de las dos Españas (¿sólo dos?) con las acartonadas maneras del melodrama de terruño adelgazado hasta el hueso para un espectador al que se presupone conservado en formol.

Así, más cerca de un mal capítulo de Amar en tiempos revueltos que de otra cosa, la película pone a sus personajes cordobeses a hablar con acento de Valladolid, recupera a uno de esos gloriosos elencos estigmatizados (De Luna, Sancho, Langa, Diosdado, etcétera) con los que resulta imposible no distinguir a los buenos de los malos, y se autopromociona como puede con la presencia estelar de Lolita y su hija, objeto de deseo en plano/contraplano de nuestro heroico y digno protagonista. Y mientras tanto, Pablo Cervantes dándole al sintetizador. Que alguien le pague una orquesta, por favor.



Los tiempos están cambiando, un poco
Blog de Javier Rioyo

Ahora veo la película, dirigida por Antonio Giménez Rico, interpretada, entre otros por Lolita Flores y una hija, Elena Furiase. Y todo es otra cosa. No por las actrices, ni por algunos sólidos y eficaces actores, sino por una falta de verdadera emoción que se escapa en el cine y que tenía en la literatura.

La película, sin ser gran cosa, es digna, correcta, bien intencionada, de bellos paisajes, de buena "factura" y sin embargo carente de esa verdad que deben tener las obra perdurables. Es difícil, lo sé. Espero que en su próxima excursión a tiempos de guerra, Antonio Giménez Rico, que piensa roda una obra muy notable de su paisano Oscar Esquivias esté más acertado.

[Leer artículo completo]


Todos las críticas periodísticas sobre la película El libro de las aguas están en nuestra Hemeroteca.

6 comentarios :

Anónimo | jueves, noviembre 27, 2008 8:37:00 p. m.

Vergüenza del comentario de Rioyo. No he visto cosa más mediocre desde hace tiempo. El análisis que nos da de la película no es que sea de principiante sino que ni él mismo sabe dónde va a acabar. O si lo sabe pero es incapaz de escribir otra cosa. Como no creo que este hombre sea tan estúpido no me queda más remedio que pensar que, tratando de salvar una crítica que él quiere que sea buena se pone a,¡¡¡¡, ensalzar que Lolita, una reliquia del franquismo, aparezca como la esposa de un personaje republicano. ¡Que estamos hablando de cine, Rioyo.

Anónimo | viernes, noviembre 28, 2008 12:06:00 p. m.

Silencio. ¿Sí? Nadie habla.

Sobran las palabras. ¿Y ahora? ¿Tanto hablotear sobre autor y película? ¿Y qué? Y seguro que le dan premios, porque en eso son unos expertos; pero ¿y la crítica? O es que estos críticos no tienen ni p* idea.

Anónimo | sábado, noviembre 29, 2008 12:43:00 p. m.

PRECRITICAS.COM

http://www.precriticas.com/criticas/como-agua-que-arrastra/

POR WILLIAN MUNNY

El libro de las aguas hace referencia a un elemento útil en otros tiempos para el mundo en particular y en general por su puesto del lugar en donde se muestra la historia, el valle de Pedroches, unos tiempos a los que se acerca gracias a la novela de Alejandro López Andrada, el director Antonio Giménez Rico, ex presidente de la Academia de la artes y las ciencias cinematográficas de España.

La vuelta al pasado, el perfecto clima que rodea los lugares y los momentos que se narran a manos de un elenco muy largo de experimentados actores como Álvaro de Luna, Elena Furiase, José Sancho, Ana Diosdado, Jorge Sanz, Ramón Langa y añadiendo a Lolita Flores entre ellos, hacen del film una opción completa y satisfactoria, otra cosa es que nos apetezca de nuevo un momento como el que nos brinda sentados en esa butaca.

Alex González (Luz de domingo) es el protagonista, el que nos llevará por el poético y metafórico recorrido de un momento preciso con un motivo preciso, alrededor de un drama que tiene que apetecerte contemplar porque sino no es tu película de esta semana. Con mensaje que llega e impacta se la recomiendo a los que quieren recordar, o a los que no conocen y quieren conocer, pero es triste.

Anónimo | sábado, noviembre 29, 2008 12:49:00 p. m.

Son graciosos los personajillos que pululan alrededor de Solienses buscando criticar a López Andrada.

Si Caballero Bonald, De Prada, Llamazares, etc... lo alaban, en este blog se dice que no se sabe por que motivo lo harán.

En cambio cuando dos indocumentados en el mundo del cine, critican una película, que en todo caso, y como obra, no es mérito, ni demérito de Alejandro, todos esos personajillos salen a apoyar los comentarios.

Y efectivamente,en mi opiniçon, Rioyo y el otro, que no lo conocen ni en su casa, no tienen ni **** ídea de cine.

Y como diría Pepe Sancho "a mamarla"

Anónimo | domingo, noviembre 30, 2008 6:22:00 p. m.

Señor anónimo, debe usted saber que criticar la película El libro de las aguas (un bodrio, por cierto, apestado de fallos técnicos y sin ninguna emoción) no es criticar a López Andrada, que en nada ha participado en la realización de dicha pelicula ni es respoinsable de nada de lo que en ella se contiene.

Anónimo | domingo, noviembre 30, 2008 9:42:00 p. m.

Bueno, será un bodrio en su opinión Mr. Polanski ¿ o es que tiene usted el don universal de saber valorar el cine ?

Tan complicado es decir: en mi opinión, creo que, etc ...

Publicar un comentario