BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Respuestas al compromiso

Un atinado -como siempre- artículo de Vicente Verdú en El País de hoy me ha llevado a reflexionar sobre el compromiso público expresado durante los últimos años en Los Pedroches por los movimientos sociales. Por encima de partidos políticos, pero también de otras estructuras asociativas más o menos consolidadas, en los últimos tiempos la comarca ha vivido el fenómeno singular de la participación activa ciudadana a través de cauces propios creados específicamente para afrontar cuestiones vitales de índole sociopolítica, que no parecían estar suficientemente atendidas por las instituciones públicas obligadas a ello.

La acción pionera fue llevada a cabo por la Plataforma Anticementerio de Residuos Radiactivos de Córdoba, creada en Los Pedroches a pesar de su nombre, para hacer frente a la en aquellos momentos angustiosa amenaza nuclear. La insólita respuesta popular conseguida por las sucesivas convocatorias de manifestación sorprendió a propios y extraños y, aunque nunca lo sabremos con certeza, jugó probablemente un papel determinante para que aquella amenaza sea hoy tan sólo un amargo recuerdo.

En los últimos años hemos asistido con admiración al trabajo firme y decidido de al menos otros tres movimientos populares que han sido también coronados con el éxito en sus a priori difíciles reivindicaciones. Hablamos de la asociación "Amigos de Belalcázar, villa de monumentos" en su labor en pro del ruinoso castillo de los Sotomayor, hoy felizmente ya propiedad de la Junta de Andalucía; de la agrupación sectorial "Todos con Covap" que apostó fuertemente por el mantenimiento de Covap como cooperativa frente a los reiterados intentos de reconversión en sociedad anónima; y, sobre todo, de la plataforma "Que pare el tren en Los Pedroches", que ha conseguido en apenas dos años crear el clima de opinión necesario para que las instituciones implicadas se hayan visto obligadas a convertir en realidad una aspiración de más de quince años.

Llama la atención que este particular fenómeno no haya merecido atención por parte de los analistas de la prensa provincial e incluso regional, aislados como siempre en su autismo capitalino. Tampoco los políticos han sabido comprender el alcance global de estas manifestaciones populares. Puede ser la ceguera del que no quiere ver. Pero alguien debería avisar de que la resignación hace tiempo que desapareció en los habitantes de Los Pedroches y comprender que la despoblación, el atraso y el abandono que sufre esta tierra podrá ser culpa de otros, pero no de ellos mismos.

3 comentarios :

DobleC | sábado, diciembre 12, 2009 8:43:00 p. m.

Me parece que hoy tampoco voy a estar de acuerdo contigo. El atraso y el abandono que sufre la comarca SÍ es culpa nuestra: por votar a los dirigentes políticos que votamos y que no hacen nada por la comarca.

Anónimo | domingo, diciembre 13, 2009 11:50:00 a. m.

Yo he oído últimamente el tema del cementerio nuclear. Se dice que lo van a poner y que hay pueblos que quieren tenerlo porque da mucha pasta. Espero que solo sean rumores.

Anónimo | domingo, diciembre 13, 2009 8:54:00 p. m.

Antonio .tú siempre has crido más en los movimientos sociales que en los partidos políticos. El artículo de V. Verdu te hace manifestarlo en público. Si tanto t´como V.V.admitiérais que para la concecución de un objetivo, las dos maneras .no son incompatibles, estaria de acuerdo con los dos.
En mi opinión una sociedad democrática se tiene que soportar a traves de los partidos políticos, y esmas viva cuanto más reivindicativa es por una causa justa y humanitaria. popr ello no comparto totalmente el Art. de V. Verdú.

Publicar un comentario