BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Nuevo Conservatorio de Pozoblanco

Fachada de granito del nuevo Conservatorio de Pozoblanco, inaugurado ayer. [Fotos: A.A. Ballesteros]

Ayer por la tarde tuvo lugar la inauguración de la ampliación del Conservatorio Profesional de Música de Pozoblanco. El nuevo edificio se sitúa en el centro de la localidad, en la Calle Padre Tarín nº 4. A su derecha se encuentra el antiguo Pósito, utilizado como cine municipal, y a su izquierda un pequeño aparcamiento público en superficie, una vivienda privada y el Centro Municipal de Servicios Sociales, que lindan con la Plaza de Santa de Catalina.

El proyecto lo firma el arquitecto pozoalbense Antonio Ángel Ballesteros Porras, ganador del premio Dragados en su XXV edición y finalista del premio Félix Hernández de Arquitectura el año pasado. La construcción del edificio ha corrido a cargo de Montealto Infraestructuras S.L.U.

Auditorio.

La obra ha contado con un presupuesto general de 1.063.106,9 €. Su construcción dio comienzo el 2 de julio de 2010 y finalizó el 12 de Diciembre de 2011. La superficie construida es de 385 m2 en planta baja, 343 m2 en planta primera, 379 m2 en planta segunda y 23 m2 en planta de cubierta, sumando un total del 1.130 m2 construidos. Las zonas lectivas (aulas y biblioteca) se encuentran en la primera y segunda planta, mientras que los servicios comunes (dirección, administración y auditorio) están en planta baja.

En planta baja se ubica el vestíbulo principal, desde el que se accede a las diferentes zonas. Uno de los espacios más significativos del nuevo edificio es el gran hall a doble altura orientado hacia el patio principal, desde donde se observa una perspectiva del antiguo Pósito Municipal. En el lado opuesto, la escalera principal del edificio, cuyo ascenso permite las visiones cruzadas entre el Antiguo Pósito y la Torre de Santa Catalina.

Hall y escalera principal.

En la planta primera se disponen las primeras aulas. La escalera desembarca directamente en la zona de distribución, iluminada con los patios del Pósito y de la primera planta. Recorriendo las galería de distribución podemos acceder a las diferentes aulas: 4 aulas pequeñas para la enseñanza del instrumento (4 alumnos máximo), 3 aulas medianas para agrupaciones musicales (7 alumnos máximo) y 1 aula grande para orquesta, banda o coro (45 alumnos máximo). En la planta segunda, se mantiene una distribución de aulas similar a la planta anterior: 8 aulas pequeñas para la enseñanza del instrumento, 1 aula grande para orquesta, banda o coro y la biblioteca.

Como aspectos reseñables cabe destacar, la imponente fachada de granito que interpreta los patrones de la tradición arquitectónica local. El auditorio, que cuenta con un original diseño en madera. El desarrollo de las soluciones constructivas acústicas y su aislamiento entre aulas, en el que se ha hecho un especial hincapié. Por último, las magníficas vistas del entorno que se producen desde el interior del edificio.

La edificación de estas nuevas instalaciones del Conservatorio plantea las eternas cuestiones de intervención arquitectónica en cascos históricos y su repercusión sobre el entorno urbanístico. Antonio Ángel Ballesteros Porras, autor del proyecto, destaca, en este sentido, varios aspectos en cuanto a la implantación del edificio en el entorno y su permeabilidad al mismo. "Por un lado -señala Ballesteros-, la presencia del Pósito Municipal: Un edificio potente y masivo, cuya repercusión en la trama urbana, menuda y orgánica, ha obligado a las construcciones colindantes a mantenerse con cierta distancia. En la construcción del nuevo edificio, no hemos sido ajenos a esta realidad y la organización del mismo se ha realizado a partir de la distancia del edificio antiguo. Así, el “contacto” entre el Conservatorio y el Pósito se realiza a través de un gran espacio libre que se expande y contrae según la nueva edificación se aproxima o aleja de la antigua. De este modo no solo mantenemos el respeto de lo nuevo frente a lo antiguo, sino que además liberamos una gran superficie hacia la que el nuevo edificio se puede orientar y así, la luz, el aire y también el potente muro del pósito, ingresan en el interior del Conservatorio".

En cuanto a la posición de privilegio de que goza la nueva construcción, afirma: "el Conservatorio se configura como un edificio permeable que ubica sus patios y sus huecos en función de las visiones que se pueden producir a través de ellos. Así, las vistas de Santa Catalina, el antiguo Pósito o el territorio que circunda la ciudad, se vuelven imprescindibles en la tematización del los espacios interiores".

Maqueta del edificio.

Espacio para la nueva biblioteca.

Detalle de la escalera.

0 comentarios :

Publicar un comentario