Lo más leído en los últimos días

BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Patrimonio perdido de Los Pedroches/28. Las puertas de Hinojosa del Duque


Entrada a Hinojosa por la calle Menéndez Pelayo, donde se encontraría la Puerta de Belalcázar .
[Fotos: Solienses]


Alrededor de Hinojosa del Duque, marcando su perímetro y como puntos principales de entrada y salida de la villa, persistieron hasta finales del siglo XIX cinco puertas monumentales que tal vez atestiguaran la existencia anterior de un antiguo recinto amurallado. Eran de estilo plateresco y recibían los nombres de Portada de San Sebastián, de la Caridad, de Belalcázar, de San Gregorio y de la Torrecilla. El padre Juan Ruiz fecha con exactitud su demolición entre enero de 1895 y octubre de 1902, periodo de tiempo durante el cual él estuvo ausente de la localidad y a su regreso ya no las encontró en pie, sin que se conozca la causa de su derribo. Ruiz aporta un documento según el cual tres de ellas existían ya en 1581. Según su testimonio, las puertas se encontraban “perfectamente conservadas” y daban “un aspecto señorial y de grandeza” a las entradas del pueblo. No ha quedado absolutamente nada de ellas.

Hace unos años los arquitectos Santos Sandoval y Stefanía Sánchez, a partir del conocimiento sobre la existencia de estas puertas, iniciaron el proyecto "Portus-Portis", que pretendía señalar la "ausencia" como elemento de reflexión artística y filosófica y buscaba indagar un camino para llegar a la esencia de un objeto a través del vacío que deja tras su desaparición. Para explicar su propuesta elaboraron este vídeo.

Como consecuencia de esta iniciativa, en 2019 el Ayuntamiento marcó con pavimentación diferenciada el lugar probable donde se encontrarían estas puertas y colocó unas placas informativas de metacrilato sobre cada una de ellas. Es un gesto que expresa voluntad de mantener el recuerdo de lo que existió.


Rótulo en la acera señalando el lugar donde estuvo la Puerta de la Caridad.

Ayer me propuse hacer el recorrido por las cinco puertas ausentes. No sabía exactamente su ubicación, pero a partir del nombre y con algo de intuición no he tenido demasiados problemas en hallarlas (en hallar el espacio donde estaban, se entiende, y la señal ahora colocada). Por si alguien se anima, indico exactamente dónde se encuentran:

- la Puerta de San Sebastián se encontraba junto a la ermita de este santo, en la calle que lleva su nombre, junto al número 9 aproximadamente. La ermita en su día quedaría, pues, extramuros de la población.
- la Puerta de la Torrecilla no está en la calle que lleva ese nombre, sino poco antes de llegar a ella, casi al final de la calle Duque de Rivas, junto al número 112.
- la Puerta de San Gregorio se encuentra hacia la mitad de la calle San Gregorio, junto al número 67.
- la Puerta de la Caridad se encuentra en la calle Caridad, junto al número 26 (una oficina de seguros), al pasar el cruce con las calles Caños Verdes y Duque de Alba. Un poco antes de llegar queda el antiguo Hospital de la Caridad, hoy reconvertido en residencia de ancianos y la parroquia de San Isidro Labrador.
- la Puerta de Belalcázar se encontraba al final de la calle Menéndez Pelayo (número 33), donde comenzaba el camino que unía Hinojosa con la capital del condado, antes del cruce con la calle Juan XXIII y el pequeño puente que aún se conserva.

Hay que decir que si uno no va pendiente de ello, la señal puede pasarle desapercibida, pues el tiempo transcurrido desde su colocación ha igualado prácticamente la coloración de las marcas con el resto del pavimento. Incluso una de las placas de metacrilato (la de San Sebastián) se encuentra muy deteriorada (por accidente o por vandalismo) y amenaza con desaparecer. Al final del recorrido se siente una extraña sensación. Uno no ha visto nada, solo espacios vacíos. Pero la marca de identidad allí colocada no es inútil. Inconscientemente, se percibe una memoria de lo que existió. Un reencuentro con la historia perdida a través de lugares desiertos.



Placa de metacrilato sobre la Puerta de San Gregorio.


Espacio donde estaría la Puerta de San Sebastián.


Pavimento diferenciado para indicar la Puerta de la Torrecilla.

1 comments :

Fran | viernes, agosto 07, 2020 11:36:00 p. m.

Es curioso ver cómo siguiendo la salida desea Hinojosa desde la antigua puerta se mantiene el camino, casi paralelo a la actual carretera que une los dos pueblos, y entra en Belalcázar por la calle principal, la calle Larga, sería la entrada natural entre ambas poblaciones. Cuando pueda volver a Belalcázar haré el camino,me supone un atractivo emocional pensar que por ahi, más o menos,transitaron nuestros ancestros.

Publicar un comentario