BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

El debate del lobo


Lobos en Cardeña durante el rodaje de la película "Entrelobos".

Hay temas que nos afectan y que no alcanzo a entender cabalmente, pero no encuentro quien me los explique, quizás porque nadie saca notas de prensa sobre ellos y en los medios no se genera el suficiente debate. Al parecer, la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía está impulsando un proyecto dentro del Programa LIFE que persigue la repoblación y recuperación del lobo ibérico en Andalucía, haciendo especial incidencia en la zona norte de Córdoba. Hace años que el lobo desapareció totalmente de nuestros campos, pero es posible que tarde o temprano acabe volviendo debido al empuje demográfico que viene del norte. El debate, y a eso es a lo que voy, se ha planteado ya en términos partidistas y no conservacionistas, ecologistas o medioambientales, como hubiera sido de esperar. En resumen: el PP se opone a la reintroducción del lobo en Andalucía y Podemos la apoya.

En Los Pedroches, parece ser que la COVAP apoya la iniciativa, hasta el punto de participar en la "Comisión de Seguimiento del Proyecto europeo Life para la recuperación y conservación del lobo ibérico en Andalucía", que se constituyó en 2016, pero el Ayuntamiento de Villanueva de Córdoba aprobó en enero de este año una moción, con el apoyo de PP e IU y el voto en contra del PSOE, en la que se solicitaba al Gobierno andaluz la paralización de dicho proyecto. Los empresarios cordobeses cinegéticos asociados a Asaja parecen ser los principales detractores del programa conservacionista, al ver en el lobo un peligro para su rentable negocio de la caza mayor, aunque la razón que alegan públicamente es que "el lobo es incompatible con el ganado". Curioso que sean los cazadores los que defiendan el ganado, mientras que los ganaderos de Covap apoyan el Proyecto. Estas son las cosas que digo que no entiendo del todo. A ver si alguien me lo explica.

6 comentarios :

Anónimo | sábado, junio 16, 2018 5:55:00 p. m.

En primer lugar, aclarar que el Life del Lobo no contempla la reintroducción de la especie en Andalucía, y digo reintroducción porque a día de hoy puede ser que esté extinguida, o la población sea residual. El Life del que estamos hablando se centra en el cambio de actitudes respecto a la especie, concienciación de que hay que aprender a convivir con ella así como de la recuperación de toda la cultura que hay en Andalucía relativa a la especie y a la convivencia humana con ella, ya sea de construcciones pastoriles, topónimos, manejo de ganado o historias que forman parte de nuestra cultura, pues como he escuchado decir varias veces a el gran Leocadio, el pastor es pastor por que el lobo es lobo. Leocadio, para quien no lo sepa, es un pastor, por no decir el último, que ha convivido con el lobo en Sierra Morena en Andujar, que ha pasado toda su vida, pues hasta hace poco y tiene 77 años, ha estado con un hato o rebaño de ovejas de más de mil cabezas .Leocadio está a favor de la presencia del Lobo en nuestra sierra, pues no la concibe sin él, aún habiendo sufrido pérdidas por ataques, pero como él dice, forma parte del ser pastor.
Así pues, de reintroducción nada, el Lobo llegará sólo hasta Sierra Morena, hasta Los Pedroches, y aquellos que tanto se quejan de el daño que produce son los mismos que no se quejan de las subvenciones que vienen del mismo sitio que la directiva de conservación de la especie, y hay que cumplir las dos.
El Lobo y lo pongo siempre en mayúscula cuando me refiero a él, forma parte de nuestra cultura, y en muchos sitios ha moldeado la sierra controlando los ungulados que se alimentan en el entorno, evitando sobrepoblaciones y evitando daños en la agricultura y ganadería por transmisión de enfermedades. El Lobo Ibérico es un símbolo nacional, solo existe en la península, es más representativo de nuestro país que una pulserita, así que si queremos subvenciones europeas tenemos que respetar el Lobo, Lince o Meloncillo, por norma y ley.
En cuanto a que IU está en contra del Life fue sólo algo puntual y local, pues esta organización política ha manifestado su apoyo al Life a nivel autonómico.
Un saludo, espero haber resuelto algunas dudas. Si tienes más, solo pregunta.

Anónimo | sábado, junio 16, 2018 7:41:00 p. m.

http://iu-cordoba.org/noticias/2018/03/09/comunicado-de-iulv-ca-cordoba-en-relacion-al-proyecto-life-el-lobo-en-andalucia-cambiando-actitudes/

Pedro Tébar | domingo, junio 17, 2018 1:55:00 p. m.

Mi opinión en este tema es partidista. Yo concibo al lobo como inspiración, como motivación literaria. Defiendo esta motivación apasionadamente, utópicamente si se quiere, pero para mí con tanta validez o más que otra cualquiera. Yo necesito al lobo para que una gran parte de mi infancia y el subconsciente que pervive en mi cerebro no se encuentren despoblados. Hace unos meses, este invierno, en una charla que se dio en la sede de la Fundación Prasa en Córdoba relativa a las leyendas donde el conferenciante se permitía eliminarlas en honor a la verdad histórica de los hechos, no tuve más remedio que intervenir para defenderlas íntegramente, tal como las habíamos recibido. El lobo no es una leyenda sino una realidad + lo que el paso del tiempo le ha ido añadiendo desde el principio de los tiempos. El lobo, y siempre diré" para mí", es CULTURA. Estoy totalmente de acuerdo con el comentarista que así lo ha expresado antes que yo. El lobo está, inseparablemente ya, unido a mis relatos, como habrá podido comprobar cualquiera que los haya leído. Y además necesito saber que está ahí, incluso como una amenaza, saberlo vivo, igual que el enamorado que escribe cartas apasionadas a una novia lejana sabiendo que está muy lejos pero que un día leerá sus versos. Pura Literatura. Pero ¿qué tiene que ver, muchos dirán, la Literatura con la vida real del ganadero que contempla cómo el lobo le destroza su rebaño? Es un problema que el ganadero o el cazador tendrán que resolver defendiendo honestamente sus derechos. Es la verdad del damnificado. Pero yo muestro, por si alguien no había caído en la cuenta, esta otra verdad. Mi verdad. Hay quien piensa que sería mejor que el lobo desapareciera. Yo necesito que el lobo siga viviendo. ¿Cómo hacer convivir las dos planteamientos?

Anónimo | domingo, junio 17, 2018 9:54:00 p. m.

Q pena siento al leer este artículo y los comentarios. No me gusta la caza, no acudo a monterías ni tengo especial predilección por un partido más que por quien defienda los intereses de los habitantes de Los Pedroches y cree y respete sus fuentes de riqueza. Vivo de olivar de Los Pedroches y la principal herramienta que tengo para su manejo son las ovejas. Si viene el lobo le daré cerrojazo y tendré que emigrar a otro lugar pues es un olivar de altos costes, de grandes pendientes y de difícil manejo con maquinaría. Ya los ganaderos de Castilla y León vienen denunciando la situación insostenible ante la que se encuentran por la introducción del lobo y en esta que es una comarca esescialmente ganadera y con grave riesgo de despoblación se pretende introducir el lobo. Más responsabilidad y menos frivolidad al hablar de ciertos temas que afectan y muy mucho a la economía de muchas familias que no son precisamente terratenientes y todo ello por no hablar del problema medioambiental en la Sierra de Córdoba q, sin ovejas y con la vegetación en términos insospechados puede desembocar en un polvorín de incendios

Pedro Tébar | lunes, junio 18, 2018 2:16:00 p. m.

Reconozco que ante un problema como el que mi paisano de Los Pedroches plantea, mi comentario sobre la supervivencia del lobo se pueda tachar de frívolo. No era esa mi intención y le pido disculpas si he podido influir con él para aumentar esa sensación de abandono en la que viven muchos de nuestros convecinos. Hablar de Literatura cuando puedes perder la tranquilidad y el pan de cada día no solo puede parecer frívolo sino incluso inhumano. Pero no es ese mi planteamiento ni mi intención. Aún reconociendo que el problema es complejo y que los males de nuestra comarca no proceden actualmente del lobo sino que tienen antigüedad, persistencia y distinto origen, la solución tiene que venir escuchando a todas las partes y no dejando desamparado a nadie. Si alguna vez se reúne esa mesa (que por otra parte ya se habrá reunido varias veces) seguro que yo no seré invitado a ella. Mi opinión no será ni influyente ni válida. Allí estarían el ganadero, el cazador, el ecologista, el pastor etc. Todos defendiendo sus intereses ya sean económicos o ideológicos. A nadie se le ocurriría defender la presencia del lobo porque alguien necesita pensar en él, saber que existe, nombrarlo y construir alrededor de él una fábula. No tengo nada que añadir a las razones que el primer comentarista señaló sobre este tema. Él las ha expresado muy bien. El lobo pertenece a nuestra cultura. Es cultura. Y se vive también de cultura. Lo hemos tenido siempre cerca de nosotros, incluso un pastor dice que lo necesita para sentirse pastor. Pero nadie tendría que abandonar su rebaño, su olivar, su coto de caza... por culpa del lobo. Termino como ya lo hice en el otro comentario: ¿Cómo conciliar todos estos intereses? Lo que tampoco quisiera sería, aunque nadie lo echara en cuenta, sentirme uno más entre los damnificados.

Anónimo | lunes, junio 18, 2018 2:21:00 p. m.

Es una barbaridad promover las condiciones para que el lobo aparezca de nuevo en nuestra tierra. Nuestro hábitat ya ha conseguido un equilibrio que se basa en los factores ambientales existentes en la actualidad ya sean humanos, de flora y fauna o climáticos. Si el lobo aparece en nuestra tierra sin la intervención humana nada que objetar ya que formaría parte del ciclo natural y de adaptación al medio de las especies. Si se promueven acciones para facilitar ésta aparición estaríamos interviniendo en el ciclo y no es deseable. En resumidas cuentas, el equilibrio natural es el existente en la actualidad formado durante muchos años de proceso. El lobo ya no forma parte de nuestro hábitat y su introducción no natural puede producir impactos no deseados al medio ambiente. Cuidemos el medio que tenemos y seamos rigurosos a la hora de intervenir en el mismo. Cuando el lobo existía en nuestro tierra los factores ambientales eran totalmente distintos a los actuales, ni mejores ni peores, distintos. Y yo ni soy ganadero ni ecologista. Lo digo como experto.

Publicar un comentario