BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Defensa de la crítica necesaria


Presentación de la candidatura de Ciudadanos por Córdoba al Parlamento Andaluz, ayer [Foto: Ciudadanos Córdoba].

Creo que se equivoca gravemente Pozoblanco en Positivo al interpretar un necesario artículo de análisis político en términos de ataque personal. Hay en su escrito de respuesta un exceso de expresiones cargadas de connotaciones negativas, válgame la antítesis irónica: acusaciones, desestabilizar, arma arrojadiza, insulto, ataques... Se defiende de "acusaciones" que nadie ha realizado y, en cambio, se permite explicaciones poco creíbles o que incitan a la duda, como cuando se afirma que "la Asamblea de Pozoblanco en Positivo (...) desde hace más de un año conoce perfectamente la intención de uno de sus concejales de no continuar ni ser parte del proyecto de la Agrupación durante otra legislatura", cuando el propio interesado, en entrevista al semanario La Comarca en diciembre pasado (hace menos de un año), afirmaba al respecto que "No cierro ninguna puerta". La reprimenda orgánica contra una opinión periodística (sabiendo lo que esto significa en nuestros pueblos, al menos yo lo sé bien) marcha en dirección contraria a lo que debería perseguir un movimiento político plural, cuya aspiración máxima tendría que ser el fomento de la capacidad analítica del ciudadano y de su competencia para observar críticamente la realidad, única forma de alimentar sociedades libres y democráticas.

Por mi parte, la única duda que planteé fue la de si Emiliano Pozuelo era afiliado a Ciudadanos desde febrero de 2015, tal como se ha difundido en varios medios de comunicación. Emiliano, personalmente, me lo ha confirmado. Pues ya está. No hay ninguna acusación en ello, solo una constatación que tiene, a mi parecer, difícil defensa ética y política. Es decir, Emiliano, entre febrero y mayo de 2015, no estaría, como afirma muy atinadamente Julia, "formando parte de dos proyectos políticos diferentes", sino de tres al mismo tiempo. Recordemos que por entonces Emiliano era concejal por el Partido Andalucista, estaría ya afiliado a Ciudadanos y, además, participaba en la constitución de Pozoblanco en Positivo. Mi ánimo al señalar esta situación no es de agresividad, sino de perplejidad.

Por lo demás, y aunque no parezca una conclusión lógica de lo anterior (pero, ¿qué lógica se le puede exigir a un ignorante?), no tengo ninguna duda de que si Emiliano Pozuelo resultara elegido diputado autonómico, ello redundaría en beneficio de Los Pedroches. Lo considero una persona comprometida con su tierra, que también es la mía, y dispuesto a trabajar en su favor, aunque a veces no comparta sus métodos. Con frecuencia he destacado en Solienses la escasa relevancia de los políticos comarcales a nivel provincial y autonómico. Un representante activo en Sevilla no nos vendría mal. Creo que ha cometido errores en su trayectoria política, pero ¿quién podría presentar una hoja de servicios intachable? La empresa no es fácil, para qué vamos a engañarnos, pero a veces el destino reserva piruetas que jamás hubiésemos imaginado. No seré yo quien ponga la zancadilla tan pronto. Pero ello no está reñido con una visión crítica, aunque moleste al interesado. Puede serle, incluso, más útil que la sumisa pleitesía de los adeptos incondicionales. Para manifestar servidumbres, ya está el "Me gusta" del Facebook.

3 comentarios :

Anónimo | jueves, julio 26, 2018 8:09:00 p. m.

Impecable tu razonamiento y exposición Sr Merino. No se puede estar mas atinado. Lo de matar al mensajero es una táctica que emplean los que saben que el mensajero tiene razón y ellos algo que ocultar y que la verdad les perjudica.




Anónimo | viernes, julio 27, 2018 4:57:00 p. m.

Antonio, y tú eres tan transparente que no publicas los comentarios que te dejan con el culo al aire. Sabes a lo que me refiero. Y tú hablas de ética. Cómo para fiarse de ti.

Anónimo | viernes, julio 27, 2018 9:29:00 p. m.

Buena táctica Antonio, publicas éste y no publicas el de ayer, al que me refiero.

Publicar un comentario